Síguenos por correo electrónico

jueves, 13 de febrero de 2020

Calle Larra en Madrid y sus sorpresas

Ha sido para mí una grata sorpresa recorrer esta calle Larra, entre las calles de Barceló y Sagasta. Pequeña calle que hace verdadero honor a su nombre, el articulista Larra. El sabor a la antigua prensa se respira en un edificio modernista que nos llama inmediatamente la atención. Se trata del número 14, un edificio diseñado en 1906 por el arquitecto Jesús Carrasco Muñoz y Encina para el semanario "Nuevo Mundo". Esta revista surgió en 1894 para dar a conocer las noticias llegadas de ultramar y estuvo en activo hasta 1933. Firmaron sus artículos escritores de la categoría de Unamuno o Azorín. Se suceden en el mismo edificio diferentes periódicos: "El Sol" en 1917, "la Voz" en 1920 ( con firmas de Ortega y Gasset, Josep Pla, Marañón, Manuel Azaña). También después de la Guerra Civil y hasta 1963 estuvo el periódico falangista "Arriba". Así como la imprenta tipográfica y la oficinas y talleres de la editorial Calpe o el "Marca"(prensa deportiva exitosa fundada en 1938).

Rótulo indicativo de la prensa que se editó en este edificio(SIEMA Matritensis)

El edificio se extiende en horizontal, con dos plantas y sótano, más un bonito patio interior acristalado que se utiliza para eventos y conferencias. Llama la atención la fachada retranqueada tras unos altos pilares modernistas. Unas fuertes rejas en curva nos impiden acceder al interior. Otra labor de reja más fina se da en el resto de ventanas. A destacar la cerámica de Daniel Zuloaga en la fachada, donde expresa las palabras de Arte, Ciencia, Industria y Progreso. Presenta dos entradas. La de la izquierda actualmente la utiliza la Fundación Diario Madrid (2007 y que usa la primera planta), la de la derecha una escuela de diseño privada, de capital italiano, IED o Instituto Europeo di Design.

Vista lateral donde se percibe el ritmo de los altos pilares con capiteles modernistas y las rejas de inspiración medieval (SIEMA Matritensis)

Detalle del retranqueo de la fachada con ese pequeño y alargado patio cubierto al 
exterior (SIEMA Matritensis)

Juegos de diferentes pilastras en la parte delantera y trasera
(SIEMA Matritensis)

La cerámica de Zuloaga aparece decorando bajo el arranque de los balcones de la planta 
segunda (SIEMA Matritensis)

Patio cubierto y acristalado de Larra nº 14 (Venues place)

Esta calle construida en la ampliación de Madrid con el ensanche presenta otras edificaciones elegantes de principios del s XX. Muchos de sus inquilinos estaban relacionados con el mundo de la prensa o la literatura, como por ejemplo Manuel Machado, ilustre vecino de esta calle. Los números impares 11, 13 o 15 no desmerecen nada. Destacan sus trabajos que recuerdan a la arquitectura historicista: torreones, rejas antiguas, pero también finos estucos con decoración floral o geométrica. El número 13 sobresale con los tres alerones de madera que recuerda a la arquitectura cántabra o vasca y sus galerías de arcos en la parte posterior como en el plateresco, así como ventanas con decoración neobarroca en la parte central y otros remates más clásicos abajo. Este edificio del nº 13 lo construyó José Purkiss en 1926 por encargo de Eugenio Rubio. En fín, otra calle de Madrid con mucho encanto para escribir sobre ella. 

Maribel Piqueras


Edificio Larra nº 11 (SIEMA Matritensis)

Edificio en la calle Larra nº 13 (SIEMA Matritensis)

Larra nº 15 (SIEMA Matritensis)

No hay comentarios:

Publicar un comentario