Síguenos por correo electrónico

lunes, 27 de agosto de 2018

Cocheras del Rey, Escorial

Ayer descubrimos las Cocheras del Rey, en el Escorial, visitando también sus colecciones. Es una auténtica joya de museo, gestionado por iniciativa privada de una familia, los Martín. Abierto al público los fines de semana desde el año 2014. También, a petición de grupos, se puede acceder entre semana. Son un conjunto de edificios que datan de 1771, cuando el rey Carlos III, organizó el poblamiento del Escorial para que la corte tuviera cubiertas todas sus necesidades al acceder al real sitio. Fueron construidos por el arquitecto Juan Esteban. Constaban de cuadras, Casa y cuadra del Regalero, Casa de Oficios del Viaje y patio. Es decir, todo lo necesario para el transporte de personas y equipajes durante las jornadas otoñales que pasaba la corte en el Escorial. Prácticamente estuvieron funcionando como cocheras al servicio de S.M un siglo, hasta que a mitad del s. XIX pasaron a manos privadas. Con la llegada del automóvil perdió el sentido con el que fueron creadas. También sufrieron  los destrozos de las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia, que dejaron en ruinas las Caballerizas situadas al lado y que se trasladarían a las Cocheras a mitad del s. XIX, hasta que fue desamortizada la parte que quedaba en pie y vendida a particulares Lo que constituía la zona de cocheras pasó al Ayuntamiento en 1931. La zona que ocupaban las Caballerizas se reformó para colegio público, dejando parte del solar libre, que es el que ocupan las Cocheras del Rey en la actualidad. Pese a ello, actualmente se mantienen en pie la Casa y Cuadra del Regalero, la Casa de Oficios del Viaje y el Patio. En la primera el llamado entonces Regalero del Rey atendía el reparto de regalos (flores y frutas desde las huertas y jardines del rey hasta otros palacios; o, desde las cuadras, los caballos preferidos y que regalaban a los reyes). En la Casa de Oficios de Viaje se situaban profesiones como barberos para el cuidado de los animales, oficios de limpieza y reparación de los coches, guarniciones o atalajes necesarios para el arrastre, almacenes, embalaje de equipajes de todo tipo. 

Topografía del real sitio del Escorial, de José Merlo, 1785. Abajo a la derecha
aparecen las cocheras (Foto SIEMA)

Fachada actual de las Cocheras del Rey (Foto SIEMA)

Detalle del bonito balcón (Foto SIEMA)

Decoración en el porche de entrada con azulejos que recuerdan su 
fundación en época del rey Carlos III (Foto SIEMA)

Gracias a la iniciativa privada se ha mantenido el edificio e instalaciones que hoy visitamos, organizando una amplia colección, donde se exponen de manera muy didáctica las actividades, vida y funcionamiento de las Cocheras desde 1772 hasta 1870, año en que pasó a manos de particulares. Un bonito porche con zócalos explicativos de cerámica y una imagen de Carlos III nos introduce en las cocheras. Un video explicativo de su evolución y una tienda con libros, estampas, mapas, cerámica y demás objetos nos ayuda a ambientarnos en la parte baja. Al subir la escalera, en la galería, se exhiben numerosos vehículos: la joya de la carretela descapotable francesa de finales del s. XVIII, una berlina familiar española del s. XIX, una tartana del s XIX, un coche de posta, un coche fúnebre de tecnología alemana del s. XIX. Dentro del patio podemos observar una antigua galera para carga pesada (s XVII y procedencia centroeuropea).

Berlina familiar española del s XIX (Foto SIEMA)

Coche de posta (Foto SIEMA)

Coche fúnebre, alemán, s XIX (Foto SIEMA)

Interior de una tartana (Foto SIEMA)

Galera de carga pesada de origen centroeuropeo (Foto SIEMA)

En las siguientes salas de exposición se va completando todo lo relativo a los viajes en este tipo de vehículos, con objetos en muy buen estado de conservación. Viajar requería conocer el paisaje, mapas, caminos por los que se tenía que pasar, además de pesos y volúmenes de cargas, costes, etc... Por eso se exponen también leyes, reglamentos, prensa, mapas y planos del Escorial, Europa o América, instrumentos de medida, monedas, billetes de diligencias para los reales sitios, guías de viaje, un mural con recorridos y calendarios que realizaba la corte en sus traslados. También vemos sillas de manos, coches trineos, un milord inglés.

Silla de mano decorada (Foto SIEMA)

Coche Milord inglés (Foto SIEMA)

Coches trineo familiar (Foto SIEMA)

Mapa de América, 1705, realizado por el francés I H Bernard. Con la 
curiosidad de que América del N sólo tiene la parte del S, que era lo único que 
se conocía entonces.(Foto SIEMA)

Librería en cuya parte superior está esculpida la imagen de 
San Lorenzo y la parrilla (Foto SIEMA)

Grabado del Padre Siguenza (Foto SIEMA)

Se muestra también todo lo relativo a atalajes y guarniciones: monturas, estribos, faroles, látigos, espuelas. Así como herramientas y utensilios de oficios de viaje y caballerizas, uniformes de cocheros, lacayos o carabineros, objetos de comitivas y paseos, cerraduras, candados, herrajes, armas y aperos de caza, que tanto se practicaba en el Escorial.

Dibujo explicativo de las partes de un atalaje (Foto SIEMA)

Vitrina de estribos ( Foto SIEMA)

Sillas de montar (Foto SIEMA)

Vitrinas de herramientas (Foto SIEMA)

El traslado de la corte al Escorial requería toda una serie de embalajes especializados: arcones, baules, caja de caudales, joyeros, sombrereros, maletines especiales para objetos sagrados de culto. Para la seguridad de todos estos objetos era muy importante el oficio de cerrajero. Incluso se conserva la cerradura original del s XVIII del real coliseo, junto a su llave de tres vueltas o "del rey"

Cochecito de paseo para niños (Foto SIEMA)

Cofre porta-hostias en los viajes, repujado, procedente de Manila y encontrado 
en Lima (Foto SIEMA)

Prensa francesa que relata el vuelco del carruaje que transportaba
a Alfonso XII y las princesas desde la Granja hasta el Escorial 
(Foto SIEMA)

Todo el edificio de las Cocheras del Rey es maravilloso. Se completa también con un restaurante de época de dos plantas y bonita terraza en el interior del patio, desde donde se puede ver el reloj de sol original del s XIX. Agradecemos el esfuerzo enorme de esta familia para preservar y dar a conocer este patrimonio. Desde aquí nos gustaría hacer un llamamiento a las autoridades competentes: ayuntamiento del Escorial, Comunidad de Madrid, Ministerio de Cultura, para que promuevan y ayuden económicamente a iniciativas de este tipo. Para saber más tienen www.cocherasdelrey.com, que están situadas en la calle del Rey nº 41 (Telf 918907093 o 629939581). En cuanto a nosotros, continuamos hasta fines de septiembre realizando visitas a Madrid y a la Comunidad de Madrid, las que nos solicitan las empresas o grupos privados. Las libres aparecerán en web (www. siema.es, en agenda), twitter @siemamadencanto o Facebook Siema Matritensis a fines de septiembre. En esos enlaces también podéis seguir todas nuestras actividades. Muchas gracias a la familia Martín por mantener y enseñarnos tan amablemente estas Cocheras del Rey. Desde aquí mi más sincera felicitación por el trabajo realizado.

Maribel Piqueras
Reloj de sol original (Foto SIEMA)

Cafetería en el centro del patio (Foto SIEMA)

Rincón del restaurante (Foto SIEMA)

Restaurante, terraza acristalada al patio (Foto SIEMA)

Vista general del patio (Foto SIEMA)







jueves, 2 de agosto de 2018

Cripta de la Almudena

En 1868 el  ayuntamiento de Madrid decidió derribar la iglesia de Sta.María la Real de la Almudena, cuyos cimientos se pueden contemplar todavía hoy en día entre la calle Mayor y el Instituto Italiano de Cultura. Fue la primera mujer del rey Alfonso XII, Mªde las Mercedes, quien recogió el sentir de los madrileños por esa imagen tan antigua y querida de la Virgen y decidió apoyar la construcción de una nueva iglesia real de la Almudena. Desgraciadamente la reina falleció antes de empezarse el proyecto. De la catedral ya nos ocupamos en un post anterior http://madridconencanto-siema.blogspot.com/2018/06/la-catedral-de-la-almudena-y-su-museo.html . En este nos centraremos en la cripta. El arquitecto Francisco de Cubas fue el encargado de realizar el grandioso proyecto en 1879. Pero los trabajos era muy lentos y difíciles, debido a las grandes dimensiones de la construcción prevista y al estar situada sobre las terrazas del Manzanares. El 4 de abril de 1883 consiguieron poner la primera piedra. A la muerte de Cubas continuarían sus discípulos y también el arquitecto de los sitios reales, Repullés y Vargas. La orientación de la catedral, en eje N-S como el propio Palacio Real, la decidió el rey Alfonso XII. Buscaba un sitio cercano a palacio donde colocar una cripta para poder rezar ante la tumba de su mujer. Algo así como un panteón real, además de Iglesia de la Almudena. Todavía no se pensaba en catedral para Madrid, ya que nuestra capital dependía de Toledo y no se constituyó como diócesis hasta 1885, por tanto Madrid no tenía obispo ni catedral en esa época.

Maqueta de la derribada iglesia de Sta. María la Real de la Almudena, 
en el Museo de San Isidro. En ella se puede ver la fachada que da a la calle Mayor con el diseño realizado por Ventura Rodriguez en el s XVIII (Foto SIEMA)

Recreación del despacho del Marqués de Cubas en el Museo de la 
Catedral de la Almudena (Foto SIEMA)

Planta de la cripta, en los planos originales del Marqués
de Cubas (Foto SIEMA)

El Marqués de Cubas proyectó una cripta inmensa, con 5 naves, amplia girola y un crucero muy ancho. Presenta 10 capillas a cada lado, de diversa decoración y siempre se pensó como cripta funeraria, incluso hoy en día tiene más de 1000 enterramientos y continúa creciendo. Llama la atención este hecho, así como la luz dorada, el silencio y recogimiento. También impresiona el bosque de columnas y la decoración típica del s XIX. Encontramos en la cripta más de 400 columnas, de diferentes basas y capiteles. Las 50 que se sitúan en la nave central están realizadas en un solo bloque de piedra. Las columnas son de poca altura y muy gruesas, inspiradas en el Románico. La cripta está toda ella cubierta de bóveda de cañón. Existen muchos símbolos en la iconografía de la cripta.

Bosque de columnas en la cripta. Estas primeras de la nave principal presentan el fuste liso y realizado en una sola pieza de piedra. En las naves laterales las columnas se adosan a los pilares.
(Foto SIEMA)

Detalles de los variados capiteles (Foto SIEMA)

Capiteles y pequeñas bóvedas de las naves laterales (Foto SIEMA)

Diferentes niveles: muralla árabe, entrada neorománica de la cripta y ábside de la catedral 
de la Almudena con la cúpula (Foto SIEMA)

Una vez que subes la escalinata de piedra exterior accedes a la cripta neorománica por medio de una llamativa decoración. Te topas con las vidrieras del altar, que luego comentaremos, e iniciamos el recorrido por las majestuosas capillas más antiguas del principio, muy grandes y que se adaptan a la forma circular de la parte del ábside. Es una inmersión en el arte ecléctico del s XIX, donde intervinieron los mejores arquitectos, escultores, broncistas y artesanos del mosaico de finales del s XIX y principios del s XX. Un estilo que ahora nos parece demasiado recargado, pero que era el que se llevaba entonces. Este es el orden que he elegido para el recorrido interior:
Capilla de Nra Sra de Vallivana o enterramiento de la familia Pallarés-González: el proyecto lo hizo Repullés, aunque lo terminaron Algueró e hijo. Además de los sepulcros decorados en mármol destaca todo el trabajo de bronce en lámparas, esculturas, ángeles de Benlliure y las maravillosas rejas tan elaboradas.
Capilla de S. José o de la familia Prats Eguía: San José es elegido como patrón de la buena muerte. Los relieves en mármol blancó los diseñó Benlliure. 

Detalle de una de las tumbas de la Capilla Pallarés Gonzalez, en piedra, mámol y
bronces dorados muy repujados (Foto SIEMA)

Cubierta en colores vivos de una de las primeras capillas
(Foto SIEMA)

Detalle de las rejas en forja de hierro y decoración 
floral (Foto SIEMA)

Capilla de S. Antonio, para la familia Alonso de Santeiro, mucho más pequeña y sencilla. 
Sacristía con la pila neorománica. A continuación dos altares con obras muy antiguas, procedentes de la primitiva iglesia de Sta. María la Real, como el "Cristo del Buen Camino"(1540)  o "Nra Señora de la Flor de lis"( s XIII). Esta última dicen que es una copia de la que mandó pintar Alfonso VI mientras se localizaba la escultura de la imagen de la Almudena. Los rasgos serían de su mujer Constanza y la flor de lis como símbolo francés o también con la iconografía de la virginidad de la Virgen en los tres momentos (antes, durante y después del parto).

Altar con el lienzo de Nra Señora de la Flor de lis
(Foto SIEMA)

Capilla de los señores Ruíz Senén y Capilla de Nra Sra del Rosario.
Capilla de los Marqueses de Cubas: monumentos funerarios colocados en arcos en la pared, muy decorados con pan de oro y bronce. Francisco, marqués de Cubas y arquitecto del proyecto original. A su lado su mujer Matilde. En la pared de enfrente mosaicos que representan a San Francisco y Sta. Matilde. Espectaculares vidrieras de la casa Maumejan en la pared del fondo. 

Detalle de las tumbas de los Marqueses de Cubas 
(Foto SIEMA)

Vidrieras de la Casa Maumejan en la capilla de los 
Marqueses de Cubas (Foto SIEMA)

Mosaicos que representan la resurrección de Cristo y a S. Franciso y
Sta. Matilde. Capilla de los Marqueses de Cubas (Foto SIEMA)

Cartela de los Marqueses de Cubas que cuelga en las rejas 
de su capilla (Foto SIEMA)

Capilla de los Condes de la Almudena: son los hijos del Marqués de Cubas, que reciben ese título nobiliario nuevo. Se sigue el estilo de la capilla de sus padres, con la misma colocación de sepulcros, vidrieras y altar con mosaicos detallistas, pero la decoración es algo más sencilla.
Capilla de la Virgen de los Dolores o de los Marqueses de Urquijo, con el mismo estilo majestuoso de decoración que las anteriores.
Capilla del Cristo Crucificado o de la familia Trueba Barquín.

Detalle del interior de la Capilla del Conde de la 
Almudena (Foto SIEMA)

Capilla de los Urquijo, que sigue con enormes lámparas de bronce, vidrieras, arcosolios con arcos polilobulados muy decorados en la pared (Foto SIEMA)

Estilo de mosaicos en arcos, vidrieras y lámparas de una de las 
importantes capillas (Foto SIEMA)

Dos puertas situadas a los pies de la cripta sirven de acceso a grandes espacios para colocación de columbarios con cenizas de los difuntos. En medio de ellas se localiza el fastuoso monumento funerario de la familia Soto y Alba. Sobre una gran base rectangular cerrada por balaustradas, columnas y rejas (todas recubiertas con abundante pan de oro) se dispone en el centro la tumba como si fuese un sepulcro de un caballero renacentista sostenido por ángeles (también recubiertos de pan de oro). Destacan también los grandes murales laterales de colores vivos. Todo ello lo hace demasiado ostentoso. 

El pan de oro impregna todo el conjunto funerario de la familia Soto
(Foto SIEMA)

Fastuoso monumento funerario de la familia Soto a los pies 
de la cripta (Foto SIEMA)

Seguimos recorriendo las capillas del otro lado desde los pies. Encontramos las capillas del Sagrado Corazón para la familia Peña Boeuff, o la de los Marqueses de San Juan con la Sagrada familia. 

Capilla de la Familia Lanuza, donde podemos contemplar la decoración de minuciosos y coloristas mosaicos.
Capilla de los Bernaldez con los mosaicos de San Isidro y Sta María de la Cabeza
Capilla de la Sagrada Familia para los Condes de Sta. María de Sisla, cuyos relieves fueron realizados por Benlliure
Capilla del Cabildo catedralicio
Vista de la Capilla de la Familia Lanuza, con sus mosaicos
y vidrieras (Foto SIEMA)

Capilla de la Sagrada Familia con los delicados relieves realizados por
Benlliure (Foto SIEMA)

Capilla de los Bernáldez con escenas referentes a la vida de 
San Isidro en los mosaicos (Foto SIEMA)

Gran Capilla del Santísimo. Diseñada por el Marqués de Cubas como enterramiento para las damas de la reina Mercedes, hoy están los Condes de San Esteban y otras tumbas y columbarios. Sobre el altar una escultura de San Fernando. En la entrada una bonita Inmaculada y un Cristo yacente a su lado. En general, toda la cripta es un gran panteón y llama la atención tener que ir sorteando floreros colocados también en las tumbas situadas sobre el pavimento. 

Tumbas por los pasillos con sus flores (Foto SIEMA)

Lienzo de la coronación de la Virgen en la Capilla del 
Santísimo (Foto SIEMA)

Inmaculada en la Capilla del 
Santísimo (Foto SIEMA)

San Fernando (Foto SIEMA)

Capilla de Nra Sra de las Cruces (patrona de Daimiel) y Nra Sra de la Encarnación
Capilla de Nra Sra del Carmen
Antigua Capilla bautismal
Capilla del Cristo de la Buena Muerte, para los Marqueses de Maestrana y Condes de Bustoredondo
Altar mayor: a los pies está colocada la pila bautismal original en estilo neorománico. Los capiteles de las columnas que rodean el altar representan las murallas donde fue encontrada la Virgen de la Almudena.  Una copia de la Virgen de la Almudena, el Sagrado Corazón de Jesús y San Isidro adornan el altar mayor. Unas vidrieras espectaculares de la casa Maumejan decoran el muro del altar por la girola. 

Capilla del Cristo de la Buena Muerte (Foto SIEMA)

Antigua pila bautismal (Foto SIEMA)

Esculturas encima del altar mayor (Foto SIEMA)

Lienzo que recuerda la que fue antigua capilla bautismal
(Foto SIEMA)

Capiteles con la simbología de las murallas (Foto SIEMA)

Vidrieras en los muros del altar mayor (Foto SIEMA)

Ya sabéis un poco más al recorrer esta gran cripta. Os recuerdo que podéis seguirnos en facebook Siema Matritensis, en twitter @siemamadencanto y en la web www.siema.es. A finales de septiembre volvemos con las visitas programadas por Madrid. Antes solo empresas y grupos privados que nos las pidan. Feliz verano

Maribel Piqueras