Síguenos por correo electrónico

martes, 26 de diciembre de 2017

Colegios de Cisneros en Alcalá de Henares

Seguimos ambientados en el V Centenario de la muerte de Cisneros y, por ello, hoy he decidido recordar algo menos conocido: los 12 colegios menores que el Cardenal Cisneros proyectó. Eran un número simbólico, en recuerdo de los 12 apóstoles, y todos ellos dependían del Colegio Mayor de San Ildefonso, que ya vimos en la siguiente entrada http://madridconencanto-siema.blogspot.com.es/2012/06/universidad-de-alcala-de-henares.html . En 1513 sólo pudo inaugurar seis de los proyectados inicialmente. Pero la universidad de Alcalá de Henares y los colegios en torno a ella le dieron una fisonomía propia: la primera ciudad completamente universitaria en sus servicios y urbanismo que existió en España y que la marcaría para siempre. Todos esos colegios estaban situados unos muy cerca de otros y todos alrededor del Colegio Mayor de San Ildefonso, incluso a la calle situada a espaldas del mismo se la conoce como calle Colegios, ya que alberga no sólo colegios cisnerianos, sino también los fundados a lo largo de los siglos XVI y XVII. Hoy en día vemos que muchos de los colegios desaparecieron y otros se mantienen con un uso diferente para el que fueron fundados (como el de la Madre de Dios). Pero también tenemos la alegría de que tres de los mismos continúan actualmente con una función relacionada con la docencia universitaria. Me refiero a los colegios de San Pedro y San Pablo, San Ildefonso o Sta. Catalina. 

Vista general de la calle Colegios, con el pérfil característico de los muros 
de los colegios y sus torres (Foto SIEMA)

El Colegio de San Pedro y San Pablo lo fundó Cisneros para estudiantes de la regla de San Francisco, especialmente cuando se trasladaron las cátedras que había antes en el convento de Sta.María de Jesús. En él se impartían Artes Liberales y Teología. Desde 1549 pasó a ser colegio mayor. El contraste de su sencilla fachada de ladrillo con la renacentista de piedra de la universidad nos da una idea de cómo sería también la fachada original de la primitiva universidad. Sus muros son de ladrillo y sin apenas ventanas. Una puerta con sencillas molduras de piedra nos sirve de acceso al interior. Cubierto por torres cuadradas en las esquinas y tejas. Las aulas y habitaciones se distribuyen en torno a un patio renacentista de planta cuadrada. La parte de abajo con galerías de columnas toscanas de piedra y, arriba muros de ladrillo y ventanales que dan al patio. 

Fachada del Colegio de San Pedro y San Pablo (Foto SIEMA)

Patio del Colegio de San Pedro y San Pablo (Foto SIEMA)

El Colegio de Santa Catalina estaba pensado para estudiantes de Física. Por eso se le llamó también de los Físicos. Se trasladó al callejón de Sta. María y todavía quedan restos visibles del mismo, como el zaguán o el patio castellano de dos pisos con columnas y galerías de madera. En la galería inferior se puede acceder a un patio trasero donde se conserva un friso con azulejos antiguos. Hoy también forma parte de la universidad, como sede de la junta de estudiantes y parte como oficina de Turismo.

Fachada del Colegio de Santa Catalina, trasladado a su actual ubicación
en el s XVIII (Foto SIEMA)

Patio interior del Colegio de Sta.Catalina (Foto C.Rodicio)

Vítores de los estudiantes en el Colegio de Sta.Catalina
(Foto J.L de la Quintana)

El Colegio de la Madre de Dios, también conocido como el de los Teólogos, aunque después estuvo reservado para los estudiantes de Medicina. De ahí salieron 40 obispos y 20 médicos reales, como el Dr Francisco Vallés (médico de Felipe II) y el Dr Láguna (médico de Carlos V ). La urna con los restos del Dr Vallés descansa en el interior de la Capilla de San Ildefonso y su casa se sitúa en la famosa calle de Santiago. Este colegio ocupa una gran extensión y uno de sus dos torreones lo comparte con el anexo Colegio de San Jerónimo o Trilingue. También conserva dos patios antiguos y la techumbre original de madera en uno de sus salones. En él pasó el testimonio de las erratas la primera parte del Quijote de Cervantes para su futura aprobación. Actualmente es la sede del Colegio de Abogados de Alcalá. Mantiene los muros de ladrillo y mampostería de estilo mudejar, el tejado de teja árabe y los torreones cuadradaos. Una puerta de sillares de piedra nos permite el acceso a su interior.

Vista general del Colegio de la Madre de Dios
(Foto SIEMA)

Detalle del torreón y muro (Foto SIEMA)

Tumba del Dr. Vallés y placa en la Capilla de San Ildefonso
(Foto SIEMA)

Fachada del Colegio Trilingue o de San Jerónimo, cuya torre de la izquierda 
la comparte con el Colegio de la Madre de Dios (Foto SIEMA)

Otros importantes colegios hoy ya no existen, como el de Sta.Balbina o los Lógicos, situado en el solar que ocupa hoy le Edificio Cisneros. Ahí se ubicaba también el antiguo monasterio de Sta.María de Jesús o San Diego, que fué demolido en 1859 para levantar el cuartel de cabellería de San Diego. Tras una gran reforma pasó, en el 2005,  a formar parte de la universidad. Por fuera se percibe todavía el estilo de cuartel en sus muros. Tampoco quedan el de S. Eugenio o de los gramáticos, que le encargó a Nebrija organizarlo sobre antiguas casas judías y que, en 1617, se fusionó con el de San Isidoro.

Edificio Cisneros (Foto SIEMA)

Como negocio con encanto cercano a esos monumentos me gustaría recomendaros el Parador nuevo, construído sobre el antiguo colegio dominico de Sto Tomás. Las grandes dimensiones de ese convento y colegio se pueden apreciar en el actual parador. Le ha dado un aire vanguardista, sobrio y elegante a la primitiva construcción del s XVII. Mantiene el patio interior del convento, con sus altos pilares de piedra en la primera galería de arcos clásicos, que sostienen una galería de menor tamaño en su parte superior. La portada barroca con la escultura de Sto Tomás da acceso a la cafetería, impresiona la escalera monumental de acceso a los dormitorios y sus altas bóvedas. Todo ello con una decoración moderna minimalista y un ambiente de lo más agradable para disfrutar de la estancia en el mismo. Completa con servicios gastronómicos excepcionales, así como su zona spa. En la sala de lectura podemos ver un maravilloso ejemplar facsimil de la Biblia políglota. Para saber más http://www.parador.es/es/paradores/parador-de-alcala-de-henares. Recomiendo una escapada desde Madrid para regresar con las pilas puestas. 

Maribel Piqueras

Patio central del convento de Sto.Tomás, hoy parador de Alcalá
(Foto SIEMA)

Maqueta del parador nuevo (Foto SIEMA)

Bóvedas reformadas alrededor del Patio interior de Sto.Tomás
(Foto SIEMA)

Fachada exterior del Convento y Colegio de Sto.Tomás,
hoy Parador (Foto SIEMA)

Salón de lectura, donde existe un facsimil de la Biblia Políglota
(Foto SIEMA)


No hay comentarios:

Publicar un comentario