Síguenos por correo electrónico

martes, 24 de abril de 2018

De Palacete a Librería: La Central en Postigo de San Martín

La Central inauguró su primera librería en la calle Mallorca de Barcelona, en 1996, gracias a Antonio Ramirez y Marta Ramoreda. En Madrid el grupo tiene dos: desde el 2005 la del Reina Sofía y, desde el 2012, esta que nos ocupa en el blog, La Central de Callao. Situada en el Postigo de San Martín nº 8, sobre un antiguo palacete de 1200m2. En un mismo edificio conviven libros, experiencias y actividades literarias, historia, arte y gastronomía. ¡Imagínense el encanto que desprende el lugar!. El postigo de San Martín formaba parte de la cerca de Felipe IV y estaba situado, en un primer momento, justo detrás de las Descalzas. Después, con el aumento del caserío del arrabal, se trasladó a la zona de Callao. En esta esquina de la calle del Postigo de San Martín hay dos edificios con mucha solera: un edificio de viviendas construido por el Marqués de Cubas entre 1871-72, con sus forjas características y su decoración de estucos en los balcones y el palacete isabelino que nos ocupa. El resto de los grandes edificios de la plaza de Callao son posteriores, del primer tercio del s. XX. En el exterior nos llama la atención su elegante fachada de tres alturas. Especialmente los balcones del piso noble, con sus frontones semicirculares que encierran unas conchas y decoración floral. También la forja de esos balcones y de las ventanas del segundo piso.

Fachada de La Central, con su entrada principal
y la decoración de los balcones del piso noble (Foto SIEMA)

Detalle de la fachada: pisos noble y segundo
(Foto SIEMA)

Antes de ser palacete privado albergó la Delegación de Cuba en la capital y se usaron los sótanos como secadero de tabaco. Hoy esos pasadizos abovedados de ladrillo están cerrados al público y sólo se abren para eventos privados. Se conoce como "El Garito" y unos años sirvió como coctelería.
La ancha entrada de carruajes conduce al patio con grandes pilares decorados con pilastras acanaladas. Ese patio para carruajes es ahora un lugar donde disfrutar de un buen café y repostería, así como de brunch. Se llama "El Patio de la Central". En torno a él se organiza la distribución de los espacios del resto de las plantas. Esta Central es fruto de la colaboración del grupo español con el italiano Feltrinelli (creado en 1955 como editorial en Italia, pasando a tener numerosas librerías y que es líder en ese país). Aplican aquí la moderna concepción de Feltrinelli de los espacios dedicados al mundo del libro. Así que tras la restauración del palacete por el arquitecto Ricardo Marco, se encuentra el visitante con una librería actual, abierta, con estanterías donde es fácil localizar y hojear los distintos ejemplares. La temática se centra en Humanidades: filosofía, historia, arte, ciencias sociales, narrativa, idiomas, cine o música. Se organizan muchas actividades como presentaciones, debates, talleres, recitales o concursos. 

El Patio de la Central (Foto SIEMA)

El patio como eje de la distribución del 
palacete (Foto SIEMA)

Bajada a los sótanos con parte del 
grupo de la visita de SIEMA Matritensis
(Foto SIEMA)

Esta planta baja presenta el arranque de la escalera del palacete, con las maderas y barandillas originales. La tienda donde se venden curiosos objetos relacionados con el mundo de la lectura, la parte de narrativa infantil, las recomendaciones de los lectores y de la propia Central o el "podium" con los libros más vendidos.
El podium de los más vendidos (Foto SIEMA)

Arranque de la escalera con barandilla original
de hierro (Foto SIEMA)

Recomendaciones (Foto SIEMA)

La planta primera se corresponde con la planta noble del palacete, de ahí la esmerada decoración en puertas de madera, zócalos de madera labrada siguiendo el estilo barroco (columnas salomónicas, decoración vegetal en movimiento), techos con estucos, madera o cerámica. Incluso mantienen paredes de ladrillo y vigas originales. También sorprenden los libros dentro de lo que fué la capilla privada del palacete. De planta redonda, cubierta por cúpula con linterna. Suelo de mármol, en blanco y negro, con un diseño de una cruz en el centro. Frescos de los padres de la Iglesia Universal (S. Jerónimo, S.Agustín, San Gregorio y S. Ambrosio). En la linterna la paloma del Espíritu Santo. También una pintura que es copia de la Sagrada Familia del pajarito de Murillo

Vista general del salón principal de la planta noble
(Foto SIEMA)

Detalle de la elaborada decoración de los zócalos de 
madera (Foto SIEMA)

Dibujos en los casetones del techo del salón principal (Foto SIEMA)

Suelo original de mármol de la capilla (Foto SIEMA)

Cúpula y frescos de la capilla (Foto SIEMA)

Detalle de un lateral de la misma donde está representado el 
martirio de un fraile franciscano (Foto SIEMA)

Juego de pilastras con su decoración en pan de oro de 
la capilla (Foto SIEMA)

Otro de los techos de la planta primera con escenas de cacerías
en los frisos superiores (Foto SIEMA)

Los 70.000 volúmenes distribuidos en espacios tan bonitos y luminosos
como este otro salón del piso noble, con altas columnas de capitel
compuesto y fuste liso (Foto SIEMA)

Nos vamos a la planta segunda, que nos sigue mostrando todo su encanto. Si en la primera dejábamos la narrativa, también en versión original, ahora recorremos las secciones de filosofía, música, cine, arte. En esta planta podemos reposar leyendo en una pequeña y cómoda sala de lectura, con gran mesa central por si queremos tomar notas. Aquí disponemos de revistas y de una maravillosa vista de la linterna de la capilla. Todo un descubrimiento y buen trabajo de los organizadores de este espacio. Siempre, pero especialmente en este mes de Abril, os invitamos a disfrutar de la lectura en un sitio como este. Además, sus amplios horarios y oferta de actividades nos hacen aprovecharla mejor. Como siempre podéis seguir nuestras actividades sobre Madrid en twitter @siemamadencanto o Facebook Proyecto SIEMA o en agenda en web www.siema.es . Hasta pronto.

Maribel Piqueras

Linterna vista desde esta planta segunda
(Foto SIEMA)

Sección de Arte. No desmerecen los estucos del techo de 
esta sala (Foto SIEMA)

Muros originales de ladrillo con sus antiguas 
vigas de madera rodean estos libros (Foto SIEMA)

Salón de lectura (Foto SIEMA).

No hay comentarios:

Publicar un comentario