Síguenos por correo electrónico

miércoles, 25 de octubre de 2017

Palacio de Buenavista

En el mismo punto donde se construyó el actual Palacio de Buenavista estuvieron unas edificaciones ocupadas por personajes importantes de la corte de Felipe II y Felipe III. Cuando este último rey vende la posesión la ocuparán diversos propietarios: el duque de Francavilla, el marqués de la Ensenada e, incluso, la propia reina Isabel de Farnesio se alojó aquí cuando se mudó desde Segovia al llegar su hijo Carlos III a Madrid. Pero el diseño del palacio actual es del s XVIII y se lo debemos al proyecto realizado por el arquitecto Pedro Arnal , en 1777, para el XII Duque de Alba, Fernando de Silva y Álvarez de Toledo. Luego lo heredaría la XIII Duquesa de Alba, Cayetana, que falleció, en julio de 1802, sin haber dejado descendencia. En ese momento pasó a manos del Ayuntamiento de la capital, que se lo regaló a Manuel Godoy. Godoy llegó a invertir mucho dinero en su decoración interior, pero al final, debido a las circunstancias políticas de la Guerra de Independencia, no lo habitaría.
D. Fernando de Silva y Álvarez de Toledo, 
primer dueño del palacio actual. Aparece retratado por Mengs y 
vestido de militar ( Colección Duques de Alba. Palacio Liria)

Cayetana de Alba, retratada por Goya en 1795
(Colección Duques de Alba. Palacio de Liria)

Palacio de Buenavista antes de las obras que añadieron un 
último piso (Foto histórica)

Esta última fotografía refleja muy bien las características exteriores del palacio y fachada principal realizadas por Arnal. Edificio neoclásico de tres cuerpos horizontales. La planta baja organiza 7 ventanas a cada lado de la puerta principal, sostenidas por enrejado sobre molduras de piedra. La puerta principal está flanqueada por dos nichos para esculturas y dos pilastras con capitel de volutas para sujetar el balcón principal. En la planta noble, cuatro pilastras acanaladas y capitel compuesto justo debajo del frontón. A los lados unos balcones alargados y en la última planta, las ventanas disminuyen de tamaño. Todo este muro es de ladrillo rojo. Originalmente el tejado y chimeneas rodeaban al frontón, que sobresalía algo. Molduras neoclásicas rectas de piedra enmarcan ventanas y balcones. La fachada actual, sin embargo, aparece desproporcionada, porque aumentaron una planta por necesidades de espacio para los diferentes usos y este hecho llevó a engullir el frontón en ella. Se puede apreciar claramente en las fotografías actuales.

Palacio de Buenavista desde arriba (Blog viajay verás)

El palacio está en una posición privilegiada, en una pequeña colina junto a un importante cruce de caminos: Paseo del Prado, Alcalá y Recoletos. Un diseño de jardín en terrazas nos lleva hasta la entrada del mismo y le ocultan (dándole mayor seguridad) del exterior. Desde el Palacio de Cibeles se pueden obtener unas vistas de todo el conjunto. Vinculado con el ejército desde 1816. Con diferentes usos. Primero como Museo Militar y Parque de Artillería e Ingenieros. En 1847 pasó a ser Ministerio de Guerra. Así que, además de los nobles y reyes que lo habitaron en otras épocas, ahora pasarían por sus despachos generales. Espartero o Prim, por ejemplo, que falleció en uno de los sofás del mismo que todavía se conserva. Luego fue Ministerio del Ejército en 1939 y Ministerio de Defensa entre 1977-81. Actualmente es la sede del Estado Mayor del Ejército. La decoración y mobiliario se ha ido adaptando a las épocas, mayormente pertenece a los siglos  XIX y XX. Nos sigue impactando la historia que se ha vivido entre sus muros y la elegancia palaciega de sus interiores: tapices y alfombras de la Real Fábrica de Tapices, Lámparas de araña de la Granja, porcelana francesa, muebles estilo Luis XV y Luis XVI (aunque realizados en el s. XIX), lienzos de importantes artistas del sXIX. Un breve recorrido del mismo podría ser el siguiente:
1. Escalera principal: Presenta un solo tiro y cuatro columnas gigantes de orden toscano realizadas en granito. Destaca la balaustrada de jaspe gris. Por medio de ella se accede al vestíbulo del piso noble. 
Escalera de honor en mármol (Foto SIEMA)

2. Despacho del Jefe del Estado Mayor del Ejército: con muebles actuales de despacho. A destacar los frescos del techo y la lámpara de cristal de araña de principios del s XX. El retrato del primer rey Borbón de España nos contempla ("Felipe V", de Van Loo)junto a otro de Felipe VI.
3.Salón Prim: su uso original era como Salón de Música. Ahora es un homenaje al General Prim, que sufrió un atentado en 1870 en la calle del Turco y cuyas primeras curas se le hicieron en un sofá aquí mismo. Por eso el retrato de gran tamaño del mismo general que preside la sala.
Placa que recuerda el punto exacto donde Prim sufrió el atentado
esquina con la calle de Alcalá (Foto SIEMA)

4. Salón Goya: de sus paredes cuelgan tapices de la Real Fábrica de Tapices realizados sobre cartones de Goya. El mobiliario es neoclásico, destacando la gran lámpara de araña de cristal y bronce. En esta sala se celebraban consejos de ministros, por ejemplo, el último que tuvo lugar con Alfonso XIII antes de proclamarse la República. O con Manuel Azaña durante la II República, que también fue Ministro de Guerra
Una de las preciosas lámparas de araña y bronce dorado
que hay en el palacio (Foto SIEMA)
5. Sala batallas: el nombre se debe a las escenas de batallas que reflejan la Guerra de los Treinta años, que cuelgan de sus paredes. Los espejos son venecianos y el mobiliario imita el estilo Luis XV.. En el techo decoración de veneras y distintivos de cada una de las órdenes militares. 
6. Comedor de Gala: Sala alargada donde contemplamos un techo de estilo renacentista con calados. El tápiz pertenece a la serie de D. Quijote y fue realizado en el sXVIII por la Real Fábrica de Tapices siguiendo cartones del pintor italiano Procaccini. También encontramos el lienzo de la caza del oso, del pintor holandés Snyders. Abundan las porcelanas, de Meyssen y Sevres.
7. Sala de Audiencias: actualmente tienen lugar aquí las distintas audiencias. En el techo magníficas pinturas con escenas pompeyanas. La mesa es el escritorio desde el cual presidía sus sesiones del rey Felipe V. Un gran reloj de bronce muestra soldados españoles del sXIX. El palacio tiene una colección de 90 relojes, todos en hora. 

Detalle de la decoración de techos y paredes de la Sala de Audiencias: 
estilo pompeyano en techos y sobrepuertas (Foto SIEMA)

Sofá de seda y madera dorada (Foto SIEMA)

8. Salón de los pasos perdidos: presenta un techo abovedado con casetones. A destacar el retrato de Luis I Borbón (Jean Ranc). Este rey era hijo de Felipe V y su primera mujer, MªLuisa Gabriela de Saboya, pero sólo reinó unos meses tras la abdicación de su padre, porque murió enseguida. Sus padres pusieron el mismo nombre al hijo varón más pequeño nacido de su segunda mujer, Isabel de Farnesio, en homenaje a su hermanastro fallecido. Me refiero al infante D. Luis de Borbón, el de Boadilla, hermano también de Carlos III. 

Reloj de la colección del Palacio Buenavista (Foto SIEMA)

Espejos venecianos (Foto SIEMA)

9. Salón Teniers: Tapices del s XVIII según cartones de Teniers. También contemplamos el tápiz de la caza del jabalí ( según el primer cartón que realizaría Goya para la Real Fábrica de Tapices)
10. Sala de los Ayudantes: presenta una decoración más sencilla, donde destaca el retrato de Fernando VI por Van Loo.
11. Sala de los embajadores: en el techo una falsa bóveda con casetones fingidos. Destacan las esculturas ecuestres realizadas por Benlliure y los variados retratos: de Goya o Vicente López y, ya posterior, el romántico de Federico de Madrazo que representa a la reina Isabel II con la princesa de Asturias. 
Retrato de Isabel II con la princesa de Asturias, de 
Federico Madrazo (Foto SIEMA)

12. Salón Quijote: el techo presenta muy rica decoración de estilo pompeyano, los tapices que adornan las paredes siguen cartones de Procaccini. Seguimos viendo la magnífica colección de relojes. Como anécdota diremos que este Palacio de Buenavista, además de los numerosos tapices y frescos del techo, es el primer edificio oficial de Madrid en el que se instaló luz eléctrica.

Uno de los muchos tapices que adornan sus paredes
(Foto SIEMA)

Un soldado griego guardando la entrada
(Foto SIEMA)

Escultura de Hernán Cortés junto a la puerta
principal (Foto SIEMA)

En el jardín encontramos esculturas realizadas por el coronel Antonio Colmeiro. El edificio que fue el antiguo Banco del Río de la Plata (realizado por Antonio Palacios) bordea los jardines y Palacio de Buenavista por el márgen de la izquierda. Los últimos viernes de mes el público desde la calle Alcalá puede ver la ceremonia de cambio de guardia. La realiza el "Regimiento inmemorial del Rey", que está considerado como la unidad armada más antigua del mundo y viste uniforme del sXVIII. La guardia saliente lleva un uniforme más "actual", es decir, de la infantería de 1908. Las dos guardias se reunen a toque en el patio de la asamblea, que da a la calle Alcalá. La guardia saliente espera con el arma al hombro y la entrante desfila con la música. Delante va la Escuadra de Gastadores, la Banda de Guerra y la unidad de Música del Regimiento Inmemorial. Un espectáculo muy colorido y lleno de tradiciones. Bastante más desconocido que el cambio de guardia de palacio real. Yo con esta entrada, en primer lugar, quiero rendir mi más sincero homenaje al general Faura, fallecido en septiembre. Gracias al cual conocí por primera vez los interiores del palacio, por razones de amistad con su hija. Su gran humanidad, sencillez y amabilidad, se pudieron percibir en ese encuentro de hace años. Agradecer también algunas de las fotografias realizadas por Pituca para SIEMA. Hasta pronto:

Maribel Piqueras
Verja de hierro de la puerta monumental de entrada
(Foto artedemadrid)

Honores de cambio de guardia en el patio de la asamblea, 
celebrados el 24 de febrero 2017 (Foto SIEMA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario