Síguenos por correo electrónico

lunes, 25 de septiembre de 2017

Sede del COAM (Escuelas Pías de San Antón)

La actual sede del COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid) se asienta sobre lo que fué el importante colegio de las Escuelas Pías de San Antón. En breve nos adentraremos en su historia y evolución hasta lo que vemos actualmente en las visitas guiadas que SIEMA Matritensis organiza por la zona. Durante el s. XVIII esta calle alargada que se situaba en las afueras de Madrid, hacia lo que era la puerta de Sta. Bárbara, se situaron importantes conventos, hospitales de grandes extensiones, huertas y fábricas. El Hospital de Leprosos tenía aquí su sede. A él pertenecía la Iglesia de San Antón, cuyo diseño se lo debemos a Pedro de Ribera. Ambos edificios estaban gestionados por la orden de San Antonio Abad o Antoninos. Al suprimir esa orden el papa (en 1787) dichas construcciones quedaron en cierto grado de abandono hasta que, en 1794, el rey Carlos IV las cedió a la orden de San José de Calasanz o Escolapios.

Escudo real y estatua de San Antón en la fachada 
de dicha iglesia ( Foto de Ana Rosa para SIEMA)

Recordamos que los padres escolapios llegaron a Madrid en 1729, fundando el primer colegio unos años después en la zona de Lavapies, las famosas Escuelas Pías de San Fernando. Estas fueron destruídas en la Guerra Civil y hoy en día tienen un uso educativo y cultural. Seis padres escolapios procedentes de las Escuelas Pías de San Fernando llegaron a esta zona de Sta. Brígida y San Mateo. Gracias a una donación consiguieron comprar una casas en esta última calle y abrir unas escuelas ahí en 1755. Pero el espacio se les quedaba pequeño para la labor que deseaban hacer, así que cuando Carlos IV les autorizó a usar los edificios que fueron antes de los Antoninos se les abrió el horizonte. Las obras para acondicionar esos terrenos y construcciones se alargaron mucho en el tiempo.  El encargado de la reforma fué Francisco Rivas, que le dió ese toque neoclásico al conjunto de las Escuelas Pías de San Antón. Complicándose todo por la interrupción con la Guerra de la Independencia y la incautación de los bienes de los escolapios que había realizado José Bonaparte. En fin, que hasta el s XIX no se pudieron terminar, en 1832. Destacaba el conjunto por su iglesia (de interior barroco), los grandes patios del colegio, los amplios pasillos y aulas. Así como el ático desde el que se tenían unas vistas preciosas de la zona de Chueca y Malasaña. Alumnos conocidos que estudiaron en estas Escuelas Pías de San Antón son Larra, Bretón de los Herreros, Ventura de la Vega, el pintor Rosales, Eduardo Dato, Gutierrez Mellado, Ramón Gómez de la Serna o Jardiel Poncela. Para hacernos una idea de cómo eran las aulas en 1850 podéis observar una clase de dibujo en la www.pintorrosales.com. 

Fachada de las Escuelas Pías y San Antón que da a la 
calle Hortaleza (SIEMA)

"Última comunión de S. José de Calasanz", Copia de Goya, 1819,
en la iglesia de San Antón (SIEMA)

El edificio presenta tres alturas más la terraza. Construido en estilo neoclásico sobre un gran zócalo de granito. Los adornos de los grandes ventanales son también molduras rectas de granito. La puerta principal de entrada al colegio es también la entrada al COAM hoy en día. Una puerta alta y amplia, bordeada con granito. Encima de ella una balconada con frontón y molduras de granito. En la esquina del edificio, haciendo chaflán con la c/ Sta. Brígida, todavía podemos contemplar la bonita Fuente de Ventura Rodriguez ( Fuente de los Galápagos en 1772). Desde principios del sXX presiden la fuente dos delfines enfrentados, no galápagos como en la original. 

Fuente de los Delfines, antes galápagos, 
de Ventura Rodriguez (SIEMA)

Detalle de la Fuente (SIEMA)

Ventanas y balcones del piso principal de las 
Escuelas Pías de S Antón (SIEMA)

Puerta de entrada a las Escuelas Pías y, actualmente, al 
COAM (SIEMA)

El colegio funcionó hasta 1989, año en que se puso en venta, adquiriéndolo unos años después el Ayuntamiento de Madrid. Durante 1995 sufrió un incendió que lo terminó de destruir. Estuvo cerrado muchos años. Entonces se sacó a concurso y ganó el proyecto del arquitecto Gonzalo Maure. Las obras para convertirlo en sede del COAM duraron desde 2008-2012. La reforma innovadora de Maure organizó los diferentes espacios en torno a un jardín abierto en el centro del conjunto, que tiene la función integradora del mismo. Líneas rectas, cúbica, minimalistas conforman las estructuras. Madera, granito, cristal hacen que los espacios sean luminosos, comunicativos, abiertos. En los pisos superiores del edificio principal se encuentran la sede del Colegio de Arquitectos, la Fundación Arquitectura y el instituto Arquitectura. Abajo las salas de exposiciones. En otro módulo la biblioteca,un restaurante. Muchos espacios se alquilan para eventos. Separado del edificio principal un módulo de usos municipales donde, por ejemplo, se ubica un centro deportivo con piscina y otras dependencias. Se puede entrar por la calle Hortaleza y salir por la calle Farmacia, pasando por el jardín abierto: primero muy sencillo, con tramos circulares o rectangulares de piedra y cesped geométrico, así como rumor de fuente de agua. Después, asciendes a un verdadero bosque de diferentes plantas, donde se ubica el restaurante Bosco y su terraza. Maure consiguió crear un espacio interior de comunicación entre los diferentes edificios realmente muy agradable. Sólo en las fachadas exteriores se mantiene el estilo neoclásico de final s XVIII.


Patio de las Escuelas Pías antes de la rehabilitación
(Construible)

Maqueta del conjunto arquitectónico de las Escuelas Pías-COAM
(Somosmalasaña.com)

Primer sección del jardin en el patio interior
(SIEMA)

Subida a la parte de atrás del COAM por el otro tipo 
de jardín (SIEMA)

Edificio del COAM que bordea la iglesia de San Antón y da a la calle
Farmacia, en los bajos el restaurante Bosco (SIEMA)

Interior del restaurante Bosco con las vistas al 
jardín (SIEMA)

Terraza de restaurante Bosco (SIEMA)

Centro deportivo (Madrid.es)

Justo al lado del COAM nos gustaría que descubrierais el negocio con encanto que os proponemos hoy. El Bocado de Carole. Este pequeño local, una cafetería donde se respira Francia por doquier, está decorado con mucho encanto parisino. Su dueña, Carole Lecor, nos deleita con pequeños placeres pensados para saborear en compañía. Cokies, tartas, creps, mousses, pero también tablas de quesos, quiches, galettes o croque monsier. Recomiendo una parada en el camino para tomar café, te o copas. Está en Hernán Cortés n º 19. Esta es su web www.elbocadodecarole.com. Os pongo algunas imágenes sacadas por SIEMA.

Maribel Piqueras







No hay comentarios:

Publicar un comentario