Síguenos por correo electrónico

lunes, 6 de julio de 2015

Edificio Escuelas Pías en Lavapiés

Continuando por nuestro recorrido del Barrio de Lavapies hoy nos queremos detener en lo que fueron las Escuelas Pías de San Fernando. Este edificio representó el primer colegio de los padres escolapios en Madrid, antes que el famoso de San Antón en la calle Hortaleza (actualmente sede del COAM). Estas Escuelas Pías de San Fernando constituían un gran complejo, ya que integraban en un mismo punto el colegio, convento e iglesia de los padres escolapios. Ocupaban, por tanto, una gran extensión entre las calles Mesón de Paredes ( por donde se accedía a la iglesia ), calle Tribulete ( acceso al colegio) y la actual Plaza de Agustín Lara ( convento )
"Escuelas Pías antes de su destrucción"( Foto histórica)
"Fachada y portón de entrada a la Iglesia" (Foto SIEMA)
"La Plaza del sombrerete, con la cúpula en ruinas, cuando estaban preparando el Festival hindú" (Foto SIEMA)

En 1734, Francisco Ruíz proyectó la planta del colegio y su monumental iglesia, aunque la construcción se retrasaría unos tres años más el comienzo. Ruíz era un seguidor del barroco majestuoso y pensó en una iglesia de planta de cruz latina, con tres naves y una enorme cúpula sobre tambor que presidiera el crucero. La fachada principal y sus torres barrocas y cúpula se situaban frente a la calle Mesón de Paredes. Como se aprecia en la fotografía destacaban las dos torres laterales campanario, de las cuales se conserva algo la del reloj ( donde se inserta el cartel de la calle del Sombrerete). La parte central de la fachada estaba dividida en dos partes, rematada en frontón triangular con cruz como la arquitectura barroca religiosa madrileña. En las ruinas se aprecia la construcción de ladrillo hasta la cornisa, con el portón semicircular adornado por granito y con un nicho barroco en su parte superior. Pilastras, también de granito, recorrían toda la fachada.

"Arranque de una de las torres" (Foto SIEMA)

" Ruinas de las Escuelas Pías" 

Las obras continuaron por muchos años, y hasta 1791 José Álvarez no las acabó. La entrada al colegio se hacía, como hemos mencionado, por la calle Tribulete, hoy sede la UNED. Este colegio e iglesia de los padres escolapios fué atacado e incendiado el 19 de julio de 1936, al igual que otras entidades de carácter religioso de la zona, como la iglesia de san Cayetano. Nada se pudo hacer para salvar su patrimonio artístico. El odio mostrado contra el edificio conlleva que hoy solo podamos contemplar ruinas de la fachada, restos de la iglesia y su espectacular cúpula. En los años 40, en parte del solar se construyó el Mercado de San Fernando, que todavía pervive. En el lugar que ocupaba el colegio se inauguró en los años 50 el cine Lavapies, en cuyos bajos se situó la famosa sala de fiestas llamada Molino Rojo hasta los años 80. En 1979 el cine pasó a usarse como teatro hasta l984. Entonces comenzó un deterioro enorme del edificio que se ha salvado con la espectacular rehabilitación llevada a cabo, entre 2001-2004, por el equipo de Ignacio Linazásoro. Ha mantenido las ruinas de la famosa cúpula con el amplio tambor y sus grandes huecos para ventanales y en lo que fué la iglesia se sitúa ahora la Biblioteca de la UNED con moderno mobiliario. En el gran arco se puede apreciar el escudo de la orden escolapia, pero de las esculturas de antaño no queda ninguna.  Sabemos que había un San Juan Bautista del escultor portugués Pereira, un S. José y la Virgen de Adan y de, Alfonso Bergaz, un San José de Calasanz y el impresionante escudo en piedra de la orden escolapia que aparece más abajo.

"Muro a través del cual se ve el arranque de los arcos de la bóveda de la iglesia" (foto SIEMA)
" Biblioteca en la nave de la iglesia" (Foto SIEMA)
"Detalle de la nave principal con el escudo de los escolapios en la clave del arco" (Foto SIEMA)

El arquitecto ha sabido enlazar con muy buen gusto la parte antigua del convento, con la nave de la iglesia, la cúpula y los diferentes muros de ladrillo con arcadas y la parte nueva del colegio con materiales modernos para la sede de la UNED. Maderas, ladrillo, hormigón y una escalera de separación de los dos ambientes. Por la calle Tribulete accedemos al salón de actos, a los tablones de anuncios, secretaría y librería de la UNED.

"Esquina de la calle Tribulete" (Foto SIEMA)
" Entrada por Tribulete a la UNED" (Foto SIEMA)

"Moderno y amplio interior del hall de la UNED" (foto SIEMA)

"Muro interior de las Escuelas Pías con la escalera de separación de la parte antigua y nueva" 
(Foto SIEMA)

"Interior y barra del GAU Cafe " ( Foto SIEMA)

El negocio con encanto de esta zona se sitúa en la 4ª planta de este edificio de Escuelas Pías. Me refiero al famoso GAU CAFE ( www.gaucafe.com o telf 915282594). A esta terraza se accede por la calle Tribulete. Su existencia desde el 2006 nos permite contemplar una curiosa vista de las mayores corralas de Lavapies y de la cúpula de las Escuelas Pías. En invierno su café acristalado con sencilla decoración en tonos naranjas de estilo orgánico. En primavera y verano la gran terraza exterior nos da el placer de refrescarnos en su moderno ambiente y tapear un menú bastante cosmopolita, que incluye tabulé, hummus, berenjenas y calabacines, ensaladas, carnes y tartas variadas. También se puede disfrutar de una copa tardía

"Terraza del GAU café con el gran tambor al fondo" (Foto SIEMA)

"Arco interior de las Escuelas Pías mientras subimos a pie al GAU Café" (Foto SIEMA)

"Corralas en Mesón de Paredes, frente a las Escuelas Pías, durante la celebración del Mercado hindú" ( Foto SIEMA)
Con este toque multicultural me despido animándoles a que se den una vuelta por este rincón de Lavapies y hagan un alto en la terraza Gau, cuyo nombre viene del himno estudiantil conocido como Gaudeamus Igitur.
Hasta pronto

Maribel


No hay comentarios:

Publicar un comentario