Síguenos por correo electrónico

martes, 18 de noviembre de 2014

Sorolla y Estados Unidos

Con esta entrada pretendo dar unos flashes sobre la importante relación del pintor Joaquín Sorolla y los Estados Unidos, basándonos en la completa muestra que se expone en el Mapfre de Recoletos. Intentaremos reflejarlo de modo riguroso, a la vez que práctico y ameno. Para saber más, en diciembre del 2014 repetiremos con SIEMA (www.siema.es) las visitas a la exposición los días 19 y 21 en un horario bueno para profesionales

1. INTRODUCCIÓN

Joaquín Sorolla nació en Valencia en 1863 y falleció en su casa de Madrid en 1923. Desde muy pronto empieza a ser un pintor cosmopolita, también muy interesado en las nuevas tendencias pictóricas. Estudió en Roma becado por la Diputación Provincial de Valencia entre 1885-90 y en esa ciudad italiana vivió los primeros años de su matrimonio con su adorada Clotilde, con la que se casó en 1888. Ya desde 1880 Sorolla mantenía amistad con el padre de Clotilde, el fotógrafo Antonio García Pérez y nuestro artista admiraba y conocía la técnica fotográfica (cuyos enfoques y encuadres aplicaba en sus obras). También conoció en París a los pintores que trabajaban la temática de realismo social. Antes de exponer en los EEUU en 1909 había expuesto ya en París (1906) y Londres (1908) con gran éxito.

Ahora se pueden contemplar, sin salir de España, obras que se encuentran el la Hispanic Society de Nueva York, en el Museo Metropolitan o la Morgan Library de la misma ciudad. Así como del Art Institute de Chicago, del Museum of Fine Arts de Boston, del Philadelphia Museum of Art, de San Diego, Los Ángeles y en otros museos o colecciones privadas de los Estados Unidos.

"Autorretrato de Sorolla" (1909. Museo Sorolla)

2. PRIMERAS OBRAS EN LOS EEUU

Sorolla ya gozaba de gran fama en Norteamérica mucho antes de la Exposición organizada en 1909 en la Hispanic Society. Sus cuadros llegaron antes que él allí, por los tratantes que los adquirieron en las exposiciones de París, Munich, Berlin o Londres. También había conocido en Europa a pintores norteamericanos con los que entabló amistad, como John Singer Sargent, y que le introdujeron en los círculos sociales importantes de aquel país.En estas primeras obras lo que destaca es la temática de realismo social, igual que en las novelas de los regeneracionistas y de su amigo Blasco Ibáñez, por eso insiste en las notas dramáticas en estas pinturas. Un ejemplo de ello es la obra "Otra Margarita", que representa el primer cuadro importante de Sorolla en los EEUU y que obtuvo la medalla de honor en el World Columbia Exposition de Chicago. Basada en una escena que él mismo presenció en el tren. El traslado de una mujer llamada Margarita, esposada y detenida por haber asfixiado a su hijo. Llama la atención el juego de luces y sombras, la composición en diagonal del banco con la horizontal del vagón y los encuadres.
"Otra Margarita" (1892. Museo de Washington. Univ Saint Louis, Misouri. De Joaquin Sorolla en ediciones Polígrafa)

3. HUNTINGTON COMO MECENAS DE SOROLLA

Archer Milton Huntington  fue el gran mecenas de Sorolla en los EEUU. Era un millonario enamorado de la cultura española, que había fundado en 1904 una especie de centro de estudios hispanos en Nueva York, la Hispanic Society. Hay que pensar que las relaciones entre España y los Estados Unidos no eran muy buenas a finales del sXIX por la crisis con las colonias de ultramar. Huntington buscaba unas buenas relaciones entre ambos países a través de la cultura. Incluso llegó a decir "España se hundió tras la derrota que la inflingimos, pero ha respondido con el rayo del arte". Contempló la obra de Sorolla en la muestra celebrada en Londres durante 1908 y se propuso entonces organizar una retrospectiva en Nueva York. Se inauguró en febrero de 1909 con un éxito inimaginable. Desde Nueva York se llevaría, reduciendo algo el número de obras, hasta Buffalo y Boston. Y dos años después, el mismo Huntington, patrocinaría otras dos exposiciones de Sorolla celebradas en Chicago y Saint Louis en 1911
"Aldeanos leoneses" (1907, Hispanic Society. Foto celempresas.blogspot)
"Retrato de Alfonso XIII" (1910, Hispanic Society)
También en ese mismo año de 1911 Huntington encargó a Sorolla la realización de un friso con personajes ilustres de España para la Biblioteca de la Hispanic Society, que se había construído en 1909. Sorolla aceptó, pero cambiando algo la idea original. En vez de personajes, desarrollaría escenas costumbristas de todas las regiones de España. Para ello Sorolla recorrería todos los caminos de España hasta 1919 pintando al aire libre los diferentes grupos, pero sin la visión negativa que ofrecía Zuloaga, sino escenas llenas de colorido, folclore y luz. El conjunto dedicado a Castilla fue el que se terminó primero y el que ocupaba más. El friso era impresionante, ya que se extendía por 70 ms de largo y con  4 m de altura. Este agotador trabajo repercutiría en la salud de Sorolla. En el año 1918 Huntington vino a visitarle a Madrid. Era tal la fama que tenía nuestro protagonista que, ese mismo año, Sorolla es nombrado vocal del patronato del Museo de Arte Moderno de Madrid y, al año siguiente, profesor de colorido y composición en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.
"La fiesta del pan" (Friso de la Hispanic Society. Foto Museo del Prado)

4. LOS ENCARGOS DE TOMAS FORTUNE RYAN

Sorolla conoció a Ryan, otro hombre de negocios coleccionista de obras de arte, a través de Huntington en la muestra que se celebró en 1909 en Nueva York. El primer encargo que le hizo Ryan fué la obra de gran formato "Colón saliendo del Puerto de Palos" para la cual Sorolla se recorrió las diferentes ciudades relacionadas con Colón en Andalucía a la vez que pintaba rincones de jardines de la zona. Después, Ryan adquiriría más de 20 obras de la exposición de Chicago de 1911. También le encargó un maravilloso retrato que se expone en esta muestra y que pintaría cuando ambos se encontraron en 1913 en París, junto a Rodin, su amigo común. 

En general, a los coleccionistas norteamericanos les fascinan los temas de costumbres regionales españolas, los jardines con notas exóticas hispano-árabes, Andalucía y los elegantes y luminosos retratos de Sorolla.

"Sorolla retratando a Ryan en París( Foto abc.es)

"Colón saliendo del Puerto de Palos"( 1910, Mariners´Museum Newport Virginia. Foto anabad.es)

"Sala de Embajadores" (1909, Virginia Historical Society. Foto vivancosculturadelvino.es)

5. RETRATOS PINTADOS EN LOS ESTADOS UNIDOS

A Sorolla no le gustaba pintar retratos, salvo si era de los miembros de su familia o retratos al aire libre. Como dato curioso el primer retrato que pintó de alguien que no perteneciera a su familia fue el del "Rey Alfonso XIII en la Granja con uniforme de husares" en 1907. Huntington le convenció para retratar personalidades famosas españolas, sobre todo relacionadas con el mundo del arte o la literatura. También trabajó personajes importantes de la sociedad americana. Incluso estuvo viviendo un tiempo en la Casa Blanca con el presidente Taft y su familia que, además, hablaban español. En este género no pinta con tanta libertad, ya que está sujeto a los gustos de quien realiza el encargo. Algunos insisten mucho en la decoración, como la culta Juliana Arnow Ferguson, coleccionista de antiguedades egipcias, o el rococó retrato pintado en París de Lillian Duke. Otros resaltan solo al personaje, como el sencillo y sensual colorido de Mrs William Gratwick
"Mrs William H. Gratwick"( 1909, Col. particular. Foto vivancoculturadelvino.es)

"Louis Comfort Tiffany"(1911, Hispanic Society. Foto teinteresa.com)
El más espectacular, sin duda, es el del hijo de la saga de joyeros Tiffany, pintado en su casa de Long Island, con el mar de fondo y que aparece pintando un lienzo, todo él elegantemente vestido de blanco y rodeado de una explosión de color a sus espaldas ( violetas, blancos, amarillos, azúles y verdes se abren en forma de arco). Louis Comfort había conocido a Sorolla en la exposición de 1909 y allí le enamoró el retrato del pintor Raimundo de Madrazo en su jardín.
"Raimundo de Madrazo" (1906, Hispanic Society)

6. RETRATOS VENDIDOS EN EEUU

La mayoría de estos retratos adquiridos en los Estados Unidos pertenecen a su mujer o al mundo de la cultura española, como los de Madrazo, Aureliano de Beruete o Blasco Ibañez. En algunos de ellos se ve la influencia velazquiana en el fondo neutro y el porte. Clotilde siempre era su modelo preferido, la vestía de elegantes trajes comprados en París. La pintaba con un encuadre cercano, un punto de vista alto y, para el negro procedía de manera diferente a la hora de aplicar el color. Ya que en "Clotilde de traje negro" primero dibuja con carboncillo las líneas del vestido y sus pliegues y, más adelante, le aplica el color negro.
"Clotilde en traje negro" (1906, Museo Metropolitan de N. York)
"Sorolla retratando a Clotilde" (Foto Sorolla, ed polígrafa)

7. ESCENAS DE PLAYA

Los cuadros de playa como temática independiente aparecen a partir de 1904 en Sorolla. Nuestro artista nos enamora, como también hizo con los norteamericanos, con esas escenas de mar y playa tan directas, donde domina la luz. Muchas son de sus estancias en Javea en 1905 o de otras playas valencianas. ¡ Qué diferentes de las playas del norte de España!. En Biarritz o Zarauz pasa temporadas con su mujer e hijas. Entonces se entretiene más en la elegancia de los atuendos, los golpes de viento y contrastes lumínicos. Siempre suele recurrir a las mismas características:
  • Pintura al aire libre 
  • Suelen ser grandes formatos
  • Encuadres y técnica fotográfica, como enfoques o desenfoques, encuadres oblicuos.
  • Síntesis descriptiva frente al detallismo
  • Punto de vista alto y cercano
  • La luz es fundamental, no como objeto en si mismo como interesaba a los impresionistas, sino como energía que transforma la naturaleza
  • Factura suelta y pinceladas anchas
"Bote blanco" (1905, col particular. Foto planmadrid.es)

"Paseo por el faro"(1906. Museo Fine Arts de Boston)

"Saliendo del baño" (1908, Hispanic Society. Foto rev. Atticus)

8. PAISAJES Y JARDINES

Aureliano de Beruete le animó a trabajar los temas de jardines y paisajes. Durante los años de 1906 realizó visitas a Segovia y Toledo, realizando vistas muy solemnes. En 1908 recorre Andalucía buscando inspiración para las gran exposición de 1909 . También en 1910 y 1911 pintará muchos jardines de los Reales Alcázares de Sevilla o de la Alhambra. Sus vistas de alejan del paisaje tradicional o de lo folclórico, ya que lo que buscan son rincones recogidos, íntimos, con luz y color y sin personas. Modernos enfoques más próximos al modernismo, simbolismo o la poesía. Destaca la importancia de los juegos de agua y reflejos en esos jardines. 

9. APUNTES, MANCHAS Y NOTAS DE COLOR

Aquí podemos contemplar sus apuntes o bocetos para las grandes obras, su modo de trabajar. Algunos marcos en dorado con hendiduras paralelas son los originales. 

10. IMPRESIONES URBANAS

Sorolla siempre está pintando en su cabeza, como también comenta su nieta Blanca. En estas pequeñas salas observamos guaches pequeños con vistas desde su Hotel Savoy sobre Central Park o la Quinta Avenida. Sucesos tan distintos como la nieve en la ciudad, coches, maratones. Los pintaba en los propios cartones de camisas para la lavandería. También en los reversos de los menús dibujaba personajes del restaurante. No conviene dejar de ver la galería fotográfica del final de la exposición. 

Espero que os haya gustado tanto como a mí. Además de seguirnos en el blog, donde se facilitan los comentarios, Podéis acompañarnos en las diferentes visitas programadas o seguirnos en www.siema.es o facebook Proyecto Siema. Hasta pronto.

Maribel Piqueras





No hay comentarios:

Publicar un comentario