Síguenos por correo electrónico

lunes, 3 de octubre de 2011

Las Salesas Reales

Hoy vamos a detenernos en la historia de las Salesas Reales y algún negocio curioso de su entorno. Sta.Bárbara es mucho más que una iglesia casamentera, como ahora podreis comprobar. Debemos la construcción de tan magnífica obra a la reina Bárbara de Braganza, mujer de Fernando VI. Cuando éste accede al trono, en 1746, Bárbara de Braganza empezó a preocuparse por tener una residencia donde ir si quedara viuda y unos grandes ingresos. Su preocupación estaba motivada por la débil salud de su marido y las malas relaciones con la madrastra de Fernando VI, Isabel de Farnesio. En 1749 compra los terrenos y las obras durarán desde 1750 hasta 1757. Era un conjunto muy amplio(iglesia, convento, residencia real) que realmente ocupaba toda la manzana. Y aquí residieron las monjas de la orden de la Visitación o Salesas Reales hasta su expropiación por parte del Estado en 1870, cuando esa parte pa. só a utilizarse como Palacio de Justicia. Francois Carlier diseñó el proyecto, pero como tenía mucho trabajo en los sitios reales, tanto de España como en el extranjero, le encargó a Francisco Moradillo la continuación de los trabajos.

Moradillo realizó algunos cambios en el proyecto original, quitándole cierto dinamismo y añadiendo las torres de los extremos. La planta presenta una sola nave, con amplio crucero y cúpula con esbelta linterna. En la decoración trabajaron los mismos artistas que en el Palacio Real. Para que se vea la importancia que tiene la obra, la mayoría de las esculturas fueron realizadas en mármol por Olivieri, el artista italiano, nacido en Carrara, en cuyo taller se había fundado en 1744 la Academia de Bellas Artes. Olivieri dirigía todos los trabajos escultóricos del Palacio Real y aquí realizó el precioso medallón de la Visitación en la fachada, así como los relieves de la parte inferior. También en el retablo mayor esculpió las de S. Fernando y Sta. Bárbara, S. Francisco de Sales y las de la Fe y la Caridad (todas ellas con la maestría y viveza que le caracteriza).
En cuanto a la decoración pictórica destacan los pintores italianos, como Corrado Giaquinto, quien trabajó el "S. Francisco de Sales y Sta. Juana Chantal"en la capilla de la derecha siguiendo un estilo más próximo al Neoclasicismo ( Giaquinto trabajaba también en varios frescos del Palacio Real de Madrid. De Francesco Cignaroli es la "Sagrada Familia" de la capilla de la izquierda (de composición muy original, colorista y barroca). Francesco Mura realizó "La Virgen con el Niño, S.Francisco Javier y Sta. Bárbara" en el lado derecho del crucero y tambien el lienzo principal del retablo mayor. Posteriormente los hermanos González Velázquez terminaron la decoración de las bóvedas.




A destacar también que esta iglesia es panteón real, puesto que aquí se encuentra el monumento funerario de Fernando VI e Isabel de Braganza. Son los únicos reyes, junto a su padre Felipe V e Isabel de Farnesio, que no están enterrados en el panteón real del Escorial. Bárbara de Braganza murió en 1758 y no llegó a habitar en su magna obra. Está enterrada en lo que era el coro bajo de las monjas, a la derecha del presbiterio, y su tumba en un estilo más sencillo que la del Rey la realizó Juan León. Pegado a la que fué su mujer está enterrado el rey Fernando VI, en un elegante monumento, como se puede apreciar en la fotografía, realizado por Sabatini el diseño y esculpido por Francisco Gutierrez en tiempos de Carlos III. Enormes esculturas mitológicas de mármol simbolizan la abundancia y la justicia, sobre la tumba aparecen los símbolos reales(corona, cetro, el mundo) y el Tiempo, el cual sostiene un retrato del rey. Y en la partes superior está la Fama con el escudo de Fernando VI.


Pateando la zona no hay que dejar de pasarse por dos negocios con mucho encanto que os recomiendo. Uno es ALCION Art Gallery , en Orellana nº 14. Aquí encontrareis copias de obras de arte famosas con muy buena relación calidad-precio, suelen trabajar por encargo y su dueño, Oscar Ruíz, es una persona encantadora, de un trato amable y sencillo.Al lado, en Campoamor nº 10, se puede visitar BoMonde, la exquisita tienda de velas aromáticas francesas, así como perfumes franceses e italianos de calidad, todo ello elaborado con productos artesanales siguiendo la tradición de tantos siglos de aprendizaje. Por ejemplo, son maravillosas sus velas francesas que siguen la técnica del s.XVII y van arropadas por un precioso cristal italiano. De verdad, merece la pena conocer ambos negocios que son también otro tipo de arte con encanto.

2 comentarios:

  1. Soy de Madrid y no conozco Las Salesas Reales por dentro, mil veces habré pasado por la puerta. Tengo que visitarlas
    ¡Buen punto lo de los comercios con encanto!

    ResponderEliminar