Síguenos por correo electrónico

martes, 17 de julio de 2012

Palacio de Cibeles

El llamado Palacio de Cibeles es desde el 2011 el nuevo Ayuntamiento desde donde se gobierna la ciudad de Madrid. Hasta esa fecha y desde el s.XVII el Ayuntamiento había tenido su sede en la Casa de la Villa ( Madrid de los Austrias), pero como las dependencias se quedaron pequeñas y obsoletas con el paso de los años se decidió adaptar este impresionante edificio de Antonio Palacios. Este arquitecto gallego se licenció en 1904 y destacó por su originalidad y buen hacer en la arquitectura madrileña de principios del s.XX. Otros edificios emblemáticos suyos son el Hospital de Jornaleros, el Banco Central y el Círculo de Bellas Artes. Todos ellos comparten características similares: monumentalidad, luminosidad, contrastes de volúmenes, abundantes torres y ventanales e interés por la ornamentación. La primera piedra de este edificio se colocó en 1907, según el proyecto de los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi. Se inauguró en 1919 como Palacio de Correos, Telégrafos y Comunicaciones. Por eso presenta un vestíbulo en forma de T invertida para esas tres secciones con que contaba.

La fachada de grandes dimensiones y altura queda frente a la Plaza de Cibeles, teniendo en uno de sus lados el Palacio de Linares y enfente el edificio del Banco de España. La fachada es cóncava, pues se adapta a la línea curva de la plaza. Palacios siguió el estilo historicista que recurría a la arquitectura española del s.XVI, en este caso la de Gil de Hontañón. Se excede en la decoración de ventanales y entradas principales, así como los remates de las torres. Recuerda mucho al arte plateresco y, también, al estilo de Ricardo Velázquez Bosco, este arquitecto decimonónico a quien Palacios quiso homenajear inspirándose en la planta del Palacio de Cristal del Retiro. Impresionante el monumental escudo con el águila de la fachada.
El edificio tiene muchos usos. La entrada del lado derecho es la del ayuntamiento, en el centro hay también una sede de correos y, a la izquierda, un centro cultural, que es el más bonito y en el que más nos vamos a detener. Traspasada la gran escalinata de mármol blanco llegamos bajo una pequeña cúpula decorada con escudos. De ella parten las tres ramas del vestíbulo, que tienen una estructura similar ( como la fotografía de arriba ). Hay una sucesión de galerías y, como en el Plateresco, los últimos pisos son los más recargados en decoración: arcos peraltados sobre pilares y decorados con puntas de diamantes de estilo isabelino, pero con enormes proporciones, como toda la obra. La última galería es mucho más pequeña y, con la originalidad de situar tres arcos sobre columnas policromadas, ocupando el mismo espacio que el arco de abajo. Utiliza los juegos de arcos, volúmenes, espacios y luz de manera maravillosa. La luminosidad está conseguida, no solo por los ventanales y las vidrieras de arriba, sino por los tonos claros de los materiales empleados. A modo vanguardista se hah establecido dos salas de lectura en ambos lados, junto a los ascensores Estas salas tienen un diseño muy sencillo y colorista: amplios sofás rectos con cojines de colores llamativos, como rojo, naranja, malva, azul, haciendo juego con los colores de las lámparas de tubos que se sitúan encima. Encontramos prensa nacional y extranjera para leer libremente en un espacio realmente acogedor
En esta fotografía se palpa la monumentalidad y luz que prima en el edificio. En las esquinas de esta primera planta se puede contemplar el zócalo de azulejos originales al subir las escaleras. También se dispone aquí una pequeña cafetería, que se puede ampliar en celebraciones utilizando la antigua Sala Capilla del Palacio, que conserva la decoración de las paredes y gran puerta de madera original. Este Palacio de Cibeles presenta 8 plantas. En la -1 hay una sala de exposiciones, en la 2 el Auditorio, en los pisos 3º, 4º y 5º se sitúan diferntes salas de exposiciones, todo ello dentro de un espacio grande, pero minimalista, moderno, con estructuras de pilares metálicos. En la planta 6ª están el Restaurante y la Terraza Bar. En este blog, en lugar de meter un lugar con encanto de fuera del monumento, he decidido recrearme en estos mismos sitios para comer que se hayan dentro del Palacio de Cibeles.El Restaurante Colección Cibeles presenta una oferta gastronómica de lujo no apta para todos los bolsillos. Pero a la Terraza es más fácil poder acceder con cualquier presupuesto para tomarse algo y, las vistas desde ella son como las del Mirador. Resulta realmente agradable y muy bonita la decoracion de la misma. Obsérvese la siguiente foto:

En la 7º planta está la torre y en la 8º el Mirador, desde donde se puede apreciar la calidad de la talla de las esculturas de piedra de las partes superiores del edificio, así como las bóvedas y tecumbres del edificio del Banco de España, el palacio y jardines Buenavista, el edificio de la Gran Vía y multitud de detalles apreciables solo desde el cielo o a vista de pájaro, que ahora son más fáciles de obtener
Uno de los edificios del Palacio de Cibeles es el que está separado por el llamado Pasaje de Alarcón que, en la actualidad, está cubierto por bóvedas de cristal realizadas por una empresa alemana entre el 2008-09 y se suele utilizar mucho para celebrar eventos. Bueno, con esto espero que disfrutes de este espacio abierto a todos los ciudadanos y también puedas venir a recorrerlo con nosotros el curso que viene http://www.siema.es/

1 comentario:

  1. La verdad es que ahora el Palacio de Cibeles ha cogido aún más encanto!
    La Terraza de Cibeles - la terraza del restaurante en la sexta planta - es una maravilla para tomar algo.

    Descubre mi web sobre Madrid:
    http://www.madridandco.com

    ResponderEliminar